[Total: 1   Promedio: 5/5]

El olor a tierra mojada, el humo saliendo de las chimeneas en invierno, la comida familiar los domingos, el café después de comer en el bar de siempre o las señoras en la calle tomando el fresco… ¡Qué maravilla las cosas de pueblo! Ojalá poder tener un pedacito de esos pueblos que han marcado nuestra infancia y nuestra vida en nuestro día a día y nuestra rutina en las ciudades… Lo cierto es que no es tan complicado, y hoy te lo vamos a descubrir. Hemos tenido el placer de hablar con José María Calderón, el responsable de Marketing y Logística de Comida de Pueblo, una de las cocinas que puedes encontrar en Que Cocine Peter. Preparan comida casera para llevar a la puerta de tu casa el mejor sabor del pueblo y evocarte, a través de sus platos, todos esos recuerdos que tanto echas de menos. 

Del pueblo a tu mesa

Comida de Pueblo es una empresa familiar que nace en La Puebla de Cazalla, Sevilla. El padre de José María es cocinero, pero no uno cualquiera, un cocinero de los de toda la vida, especialista en comida tradicional. Fue él quien tuvo la idea de crear un servicio de comida casera para llevar y toda la familia se volcó con el proyecto. 

Además de esta idea, la familia de José María ya tenía otro negocio, la carnicería de sus abuelos maternos, que llevaba más de 40 años despachando. Con la buena mano del padre de José María con la cocina y la carnicería de sus abuelos que les podía proveer de la mejor carne para los platos, nació Comida de Pueblo. 

«Hicimos una rebujina y conseguimos lo que es Comida de Pueblo hoy: un servicio que prepara comida como la que prepararía una madre para sus hijos». 

En Comida de Pueblo no encontraremos comidas innovadoras sino platos tradicionales, eso sí, elaborados también de forma tradicional, sin aditivos y sin conservantes artificiales. Nos cuenta José María que las recetas que componen su catálogo son las que su padre y su abuela les preparaban a él y a su hermano: «yo me he criado comiendo los platos que hoy preparamos en Comida de Pueblo». 

comida casera para llevar

Pedir carrillada en salsa con patatas

Uno de estos platos, el que nos recomienda José María, son las carrilladas, que triunfan entre los clientes por su sabor y ternura. Se trata de platos tradicionales pero elaborados que quizás, por el ajetreo diario, la falta de tiempo en nuestra rutina, no nos detenemos a preparar. Ahí radica su éxito. 

Sabor, salud y sostenibilidad

Estos tres son los valores que definen la filosofía de Comida de Pueblo. Nos cuenta José María que al tener su propia carnicería, tienen el mejor proveedor y por tanto se aseguran que los ingredientes que utilizan en sus platos son de calidad. Además, cuidan las formas de cocinado para que sean lo más saludables posible, sin necesidad de añadirle a sus platos ningún tipo de aditivo. 

«Nuestra comida es como la que comía la gente de antes. Nuestros mayores tienen hoy una vitalidad que dudo consigamos nosotros en el futuro, pues ya no se come de forma tan natural como antes»

El servicio de comida preparada para llevar de Comida de Pueblo sigue creciendo más y más sobre todo en el entorno laboral, con pedidos para oficinas. Cada vez van creando más adeptos, más fans de la comida de pueblo, de la comida tradicional. En palabras de José María: «nosotros queremos que nuestros clientes no solo nos prueben, sino que repitan». 

En plataformas como Que Cocine Peter, puedes disponer de todos los platos de esta cocina de comida casera para llevar tan especial. Con una filosofía compartida, trabajamos codo con codo con Comida de Pueblo para llevar los pedidos hasta el cliente final y que estos no tengan que preocuparse por cocinar. Si quieres hacer tu pedido, pincha en el siguiente botón. Te lo llevaremos a casa en 48 horas.

 Pedir en Comida de Pueblo