[Total: 1   Promedio: 5/5]

En la sociedad que vivimos, el trabajo de oficina ha aumentado exponencialmente durante los últimos años. Es cada vez más intenso. Esto conlleva que cada día más trabajadores sean “sufridores” de la jornada partida. Y sí, decimos sufridores porque sabemos que entrar a las 8 y salir a las 18 es un fastidio.  La jornada partida no solo implica emplear la mayor parte de tu día en el trabajo. También supone tener que comer allí.

tupper oficinaSegún la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) 6 de cada 10 españoles comen fuera de casa por no tener tiempo para volver al hogar (datos de 2017). Y si no lo hacen allí, ¿dónde comen? Pues bien, según la misma Federación, el 58%de las personas que comen fuera, optan por el menú del día de algún bar o restaurante cercano. Solo un 4% elige platos de la carta para comer. Los más ahorradores, que son las personas que se llevan la comida desde casa, son el 37%. El estudio de FUCI estima que el gasto medio por persona al mes en comer a diario fuera de casa asciende a 217 euros (en 2017), un 15% menos que en el anterior estudio realizado en 2010.

Pedro Gustavo Samayoa, presidente de FUCI, afirma que este descenso se debe entre otras cosas a que “muchos consumidores combinan el comer fuera de casa con traer el tupper al trabajo como medida de ahorrar unos euros”. Pero ¿cuál es la pega de llevar tuppers al trabajo? Tener que prepararlos.

Cuando llegas a casa después de una larga y dura jornada laboral, lo que menos apetece es ponerse a hacer la comida del día siguiente y planificar el menú de la semana, o lo que es peor, tener que fregar el tupper de ese mismo día.

Por esto, aunque sea la opción más barata muchos españoles recurren a comer en el lugar de trabajo. Buscan algún bar cercano a la oficina que les cobrará mínimo 10 euros por un menú del día compuesto de comida recalentada.

tupper oficina

En ocasiones el comer en el lugar de trabajo puede ser muy aburrido, tanto que puede hacer que caigamos en la tentación de la comida rápida. Muchos la piden mediante plataformas delivery, en las que la mayoría de platos ofertados están compuestos por alimentos ultraprocesados. El 13% de las personas que comen fuera, come algún plato de comida rápida (estudio de FUCI en 2017) como pueden ser hamburguesas, pizzas, comida china o perritos calientes entre otros.

El denominado “fast food” está muy rico, ya viene preparado y por comerlo un día esporádico no pasa nada… pero no es algo para todos los días. Además, estas comidas suelen hacerse pesadas, llenar el estómago y dejar síntomas de hinchazón para el resto de la jornada. Esto provoca un rendimiento y productividad menor, más aún si las consumes en tu escritorio,según un estudio de la Universidad de Toronto del profesor John Trougakos. 

Tuppers caseros a domicilio, la mejor opción

¿Qué opción nos queda? ¿Cuál es la alternativa? Que Cocine Peter, un servicio de tuppers caseros a domicilio. Piénsalo: la comida ya preparada, lista para llevártela a la oficina. Solo tienes que calentarla durante unos minutos en el microondas, sin esperar a que llegue ningún repartidor. Además, olvídate de la comida rápida. Nuestros tuppers ofrecen platos desde la cocina más tradicional a la más moderna pero siempre caseros. No llevan conservantes ni colorantes artificiales para que seas el realfooder del trabajo. Son muy económicos, por lo que son una buena alternativa al bar de enfrente de tu oficina y también a los productos precalentados del súper de al lado de tu casa.

tuppers oficinaEstán pensados para que pidas diferentes variedades de tuppers para tener dónde elegir a lo largo de la semana o incluso del mes. El pedido llega en un solo envío. Por ello, a partir de su llegada, solo tendrás que preocuparte por elegir el tupper que más te apetezca para llevar a la oficina al día siguiente. No te preocupes por tener la nevera llena de tuppers. Están elaborados de forma que se conservan hasta 3 semanas.

La nueva tendencia entre empresas, sobre todo PYMES que no cuentan con un servicio de cantina, comedor o catering, consiste en contratar personalmente el servicio de tuppers caseros a domicilio. Así se lo ofrecen directamente a sus empleados a modo de incentivo. Les “dan de comer” para que la jornada partida no sea tan pesada y evitar que gasten dinero en comidas. Algunas, en vez de ofrecerles los tuppers dirctamente, promocionan a empresas como Que Cocine Peter entre sus empleados. Así, son ellos quienes recurren a los tuppers caseros y eligen su menú diario. Otras en cambio, ofrecen a sus trabajadores códigos de descuento en las empresas que se encargan del envío de tuppers. También lo hacen a modo de incentivo.

¿Y tú? ¿Eres de los que se lleva el tupper? ¿De los que pide comida para llevar? ¿O de los que pide menú del día en el bar? Si te apetece probar los tuppers caseros a domicilio, no te olvides de entrar en Que Cocine Peter. Haz ya tu pedido para la próxima semana. También puedes proponerle a tu empresa que sea ella quien se encargue de ofrecer este servicio de comidas a modo de catering.

Con Que Cocine Peter, comer en la oficina nunca había sido tan fácil.