[Total: 1   Promedio: 5/5]

Se acerca San Valentín, el día de los enamorados… y sí, ya sabemos que el amor se demuestra todos los días, pero si te apetece prepararle una cena sorpresa a modo de detalle a tu persona especial,quédate a leer este post.

La cena que proponemos no está dirigida solo a aquellos que tienen pareja. También a toda esa gente que quiere demostrarle en este día el amor a su familia, a sus amigos o a sí mismo, dándose el gustazo de disfrutar de la buena comida casera sin hacer demasiado esfuerzo.

En el caso de que cenes en compañía, estamos seguros de que lo que va a importar a tu comensal es el detalle, pero sabemos que quieres coronarte como anfitrión y sorprender todo lo que puedas en esta cena tan especial. ¿Cómo hacerlo si eres un torpe en la cocina? ¿Y si directamente no sabes cocinar?

Empecemos por el comienzo. Lo primero que debes hacer es citar a esa persona a unahora prudente:no muy temprano para que te de tiempo a prepararlo todo, pero tampoco demasiado tarde.

El segundo paso es el atuendo. Aunque esa persona te haya visto en tus peores momentos y con tus peores “pintas”, está bien que, si te apetece, te arregles un poquito más de la cuenta.

También tendrás que vestir el lugar donde vayáis a cenar. Evita las mesas bajas, ya que son muy incómodas.Monta la mesa con gusto. El color de este día es el rojo, pero puedes elegir el que más te guste a ti o incluso el color favorito de la persona con la que cenarás, si es que sabes cuál es. Puedes incluir algunas velas para dar intimidad a la mesa, y decorarla conflores a juego con los tonos del mantel. En cuanto a la cubertería, tampoco hace falta que saques la vajilla familiar de plata que te regaló tu abuela, pero procura que platos y vasos pertenezcan al mismo juego y que los cubiertos no sean de plástico.

cena san valentín

La cena de San Valentín más fácil del mundo

Hasta este punto todo parece bastante fácil. El problema viene cuando te pones manos a la obra con la comida. Si cocinar no es tu fuerte, no te arriesgues a hacer algo muy complicado. La cena se te puede quemar, quedarte sosa, salada o lo que es peor, que sea incomestible. Puedes pedir ayuda a algún amigo cocinillas para que te ayude a preparar algún plato, pero cuenta con que puede que la mayoría de tus amigos también estén ocupados preparando su cena de San Valentín.

Ten en cuenta que la persona a la que buscamos sorprender espera una cena casera, hecha por ti con todo el amor del mundo, por lo que olvídate de pedir a las plataformas delivery para que te traigan unas pizzas, hamburguesas o similar a domicilio. Tu comensal se va a dar cuenta y seguro que no le va a hacer ninguna gracia.

Lo que te proponemos desde Que Cocine Peter es probar alguno de nuestros tuppers caseros a domicilio. Así solo tendrás que calentarlos en el microondas unos segundos antes de que llegue tu cita y… ¡voilà!  Tendrás tu cena lista sin ningún esfuerzo y dará el pego. Parecerá que la has hecho tu ya que, como te decimos, todos nuestros tuppers son caseros. Además no llevan ni conservantes ni aditivos. Tienes infinidad de platos para elegir dependiendo de los gustos de la persona. No obstante, nosotros te proponemos el siguiente menú para dos personas.

  • Para el aperitivo haremos boca con un Pastel de Cabracho con Salsa Tártara.
  • Para el entrante, dos platos de Vieiras rellenas de Frutos del Mar Gratinadas.
  • En el segundo te damos la opción de elegir entre carne o pescado. Escoge el solomillo al Vino Málaga con Patatas a lo Pobre o la merluza a la Marinera con Arroz Blanco.
  • Para terminar como se merece, el postre será un Brownie de Chocolate y Nueces con Chocolate Caliente.

Si te sobra algo de comida, puedes guardarlo sin problema en la nevera para no desperdiciar nada. Nuestros platos se conservan en frío perfectos hasta 3 semanas.

Esperamos haberte sido útiles en la preparación tu cena de San Valentin. Ahora solo queda disfrutar de la velada y ¡que fluya el amor!