[Total: 1   Promedio: 5/5]

Seguramente, al acudir a hacer la compra habrás podido ver en muchos productos la etiqueta «sin conservantes ni colorantes». Automáticamente nuestro cerebro piensa que el producto que tenemos entre manos es bueno para nuestra salud pues «no contiene conservantes» pero, ¿cuánto hay de cierto en esto? ¿son los conservantes alimentarios perjudiciales para nuestro organismo? En el post de hoy lo comprobamos.

Cada vez contamos con más información sobre los productos y alimentos que consumimos. Las etiquetas son cada vez más detalladas para que podamos juzgar conscientemente si queremos comprar algo o no. Sin embargo, a pesar de ser unos consumidores muy bien informados, muchas veces no sabemos interpretar demasiado todos los datos que disponemos.

Que en una etiqueta aparezca la palabra «light» no significa que el producto sea sano, como tampoco implica que si en un alimento no veamos la frase «sin conservantes ni colorantes», este sea menos seguro. Los conservantes y colorantes son estudiados al detalle por las autoridades de seguridad alimentaria… Podríamos incluso llegar a afirmar que el tópico de que los colorantes y conservantes son malos es falso, un mito. Para entenderlo con un ejemplo: «deberíamos tomar más de 30 kilos de legumbres al día para que el conservante que suelen llevar nos llegase a afectar, es algo imposible», según afirma la dietista y nutricionista Beatriz Robles (@beatrizcalidad).

En la otra cara de la moneda, también tenemos que tener en cuenta que, que un conservante sea seguro, no implica que sea saludable. Si un alimento contiene demasiados aditivos, es poco probable que nos intoxiquemos, pero sí estaremos consumiendo alimentos ultraprocesados, en los que el problema no son los conservantes o colorantes en sí, sino todo el producto.

conservantes alimentarios

Los conservantes alimentarios más comunes

Ahora que ya tenemos unas nociones básicas de lo que son los conservantes, vamos a repasar los más frecuentes:

  • Nitritos: No son especialmente los más saludables pues están relacionados con algunos tipos de cáncer. Se suelen utilizar en productos cárnicos ya que solo así se protegen de las bacterias causantes del botulismo, una intoxicación que puede llegar a causar la muerte.
  • Sulfitos: los encontramos en el vino, en algunas salsas, en conservas vegetales o en crustáceos. Se usan para que los procesos de oxidación no oscurezcan estos alimentos y mejoren su vida útil. Es obligatorio destacarlos como ingredientes ya que algunas personas son alérgicas.
  • Ácido sórbico: en las etiquetas podemos encontrarlo como E-200. Puede obtenerse de forma natural o artificial y es eficaz contra los hongos por lo que se usa para la conservación de lácteos, salsas, pasteles y otros aderezos.
  • Ácido ascórbico: también lo conocemos como E-300.  Es un antioxidante muy común. Muchos productos lo incluyen en sus ingredientes. Se puede obtener de forma natural gracias a frutas como el limón o la naranja. También en este grupo de conservantes se encuentra el E-330, más conocido como ácido cítrico, que podemos encontrar en casi un 20% de los alimentos que se encuentran en nuestra nevera o nuestra despensa.
  • Lecitinas: Conocidas como el E-322. Las encontramos en 1 de cada 10 productos. También es obligatorio destacarlo en los ingredientes pues puede provocar alergias. Lo encontramos en alimentos como el huevo o la soja.
  • Glutamato: Es un potenciador del sabor llamado también E-621. Se añade a las patatas fritas, a los encurtidos, y a una gran cantidad de productos ultraprocesados. Como este conservante potencia el sabor de los alimentos, no es necesario añadirles demasiada sal. Sin embargo, esto no significa que sea totalmente sano o que no tenga algunos efectos negativos. El glutamato puede producir adicción (ten en cuenta que se usa mucho en comida basura).
 
*RECUERDA: Todos los conservantes que empiezan por E-6, son saborizantes.
 

Ahora que tienes una idea más clara de lo que son los conservantes alimentarios y las características de cada uno, puedes comenzar a hacer tus compras de forma consciente. En Que Cocine Peter utilizamos conservantes para que nuestros tuppers duren mucho más tiempo en fantásticas condiciones. Eso sí, todos son naturales. Si quieres probar alguno de nuestros platos solo tienes que entrar en nuestra web y hacer tu pedido. En un plazo de 24/48 te llevaremos tus tuppers a casa para que no tengas que preocuparte por cocinar.

conservantes alimentarios

Pedir en Que Cocine Peter