[Total: 1   Promedio: 5/5]

Para el correcto tránsito de nuestro intestino no es únicamente importante el que comemos sino la forma en que lo hacemos. La digestión es un proceso largo a tener en cuenta para sentirnos mejor con el funcionamiento de nuestro organismo. Si quieres saber que hacer para tener una buena digestión, sin que ésta sea pesada, sigue leyendo el post.

La digestión es un proceso qué comienza cuando ingerimos alimentos y finaliza con la excreción de los mismos. En este proceso, los nutrientes que entran por nuestra boca hacen un recorrido largo el que actúan en muchos órganos, la mayoría muy importantes para la digestión y también para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, pues las células deben absorberlos.

Para que este proceso se desarrolle de forma efectiva y eficaz, no solo debemos tener en cuenta que comemos si no cuando lo comemos y a qué hora. Estos factores, si no se cuidan, pueden desencarnar serios problemas digestivos, algunos de suma gravedad.

¿Es la digestión una enfermedad?

No, la digestión no es ninguna enfermedad. Cuando tenemos problemas estomacales, debemos acudir a nuestro médico. Está demostrado que un 75% de los especialistas no encuentran indicio de enfermedad tras hacer una endoscopia al paciente. Cuando se nos diagnóstica con dispepsia, también conocida como gastritis o indigestión, tendremos dolores molestias en el abdomen, pero ninguna enfermedad. La dispepsia también se puede manifestar con dolor en la boca del estómago, pesadez, acidez, hinchazón abdominal o gases. Para evitar estos problemas, no dudes en acudir a tu médico. Sin embargo, puedes cambiar tus hábitos para conseguir una mejor digestión.

Hábitos para una buena digestión

  • Come despacio. Cómo te hemos comentado, la digestión empieza en el momento en el que abrimos la boca. Para hacerla más lenta, es importante que trituramos bien todos los alimentos al masticar y que se empapen en saliva para ayudar al proceso. Comer rápido os pueden producir base ya que estaremos ingiriendo mucho aire.
  • Come solo la ración que necesitas. Es tan malo consumir más cómo quedarse corto. Con el tiempo, debes aprender a conocer qué cantidad es la que tu cuerpo necesita para sentirse bien, es decir, saciado pero no empachado. Comer con prisa no ayuda en esta tarea, pues comemos más de los que realmente necesitamos. La señal de saciedad suele tardar en llegar al cerebro, por lo que hay que darle tiempo para que sepa determinar cuál es la ración justa.
  • Controla los horarios de comidas. Picar entre horas no suele ser muy beneficioso para la digestión. Nuestro estómago se resentirá si comemos antes de 2 horas desde la última ingesta, ya que estaremos mezclando digestiones. Una digestión está en marcha, mientras comienza la nueva. Por este motivo, se recomienda esperar unas 4 horas entre comidas. Para saciar el estómago y mantener unos horarios estables, puedes comer poco varias veces, pero de forma espaciada, así no forzarás el estómago.

digestión pesada

¿Cómo poner en práctica todos estos consejos de forma fácil?

Somos conscientes de que muchas veces nuestro ritmo de vida nos impide poner en práctica ciertos hábitos saludables que ayudan a evitar una digestión pesada. Con el ajetreo del trabajo o los estudios no dedicamos el tiempo suficiente a nuestra alimentación, desde el preparado de nuestras comidas hasta la hora de ingerirlas. Sin embargo, hay ciertos trucos que pueden ayudarte a controlar tu digestión y poner en práctica los consejos que te hemos dado. Por ejemplo, el batchcooking, una técnica de la que te hemos hablado anteriormente en este post y qué consiste en utilizar un día a la semana para preparar las comidas del resto de días y guardarlas por raciones, puede ser una opción.

Sin embargo, quizá no dispongas del tiempo suficiente para el cocinado. Por eso, te proponemos que pruebes el servicio de Que Cocine Peter, una cantina virtual que te envía a casa los tuppers de comida casera preparada listos para degustar. De esta manera te ahorrarás tiempo de cocinado y podrás invertirlo en comer despacio, algo que beneficiará a tu alimentación. Además los tuppers están diseñados por raciones por lo que no tendrás que preocuparte de las cantidades. Entra en nuestra web, y descubre toda la variedad. Seguro que encuentras los tuppers que se adaptan a tu menú y evitan que tengas una digestión pesada.

Pedir tuppers caseros en Que Cocine Peter